CBD vs. D8: ¿Cuál es la diferencia, y por qué tomarlos?

CBD vs. D8: ¿Cuál es la diferencia, y por qué tomarlos?

Cuando se inició la venta de CBD, la industria creció enormemente en tan solo un par de meses, lo mismo esta ocurriendo con Delta-8 THC (D8). Luna CBD se enorgullece en ser sus vecinos expertos en canabinoides, por ende, es nuestro trabajo educarlos con respecto a la diferencia entre el CBD y D8, cuando consumirlos, y por qué.

¿Qué es Delta-8?

            Si el amigo del primo de tu tío no te ha contado sobre D8, probablemente si te ha contado sobre Delta-9 THC (D9), el principal componente psicoactivo encontrado en la planta de marihuana. D8 también es psicoactivo, pero a diferencia del D9, este es derivado directamente del CBD – el cual es proveniente del cáñamo – como un isómero.

D8 actúa en aproximadamente la mitad de los receptores en su sistema endocannabinoide. Y antes de que te preguntes que es tu sistema endocannabinoide, aquí está la respuesta: Si, todo el mundo tiene un sistema endocannabinoide, y está formado por un grupo de enzimas, receptores y químicos que tu cuerpo crea para balancear el resto de sus sistemas como por ejemplo tu sistema nervioso central, y tu ciclo de sueño. Regresando a nuestro tema principal, D8 es de naturaleza psicotrópica (si, te drogaras si tomas la cantidad correcta) pero contiende aproximadamente la mitad de la potencia que contiene D9. Esto lo hace más apropiado para su consumo diario para nuevos usuarios, micro dosificadores (las personas que se caracterizan por utilizar pequeñas cantidades a lo largo del día), y para los que utilizan D8 junto con CBD para recibir el efecto completo. 

A diferencia del D9, no se han realizado muchas investigaciones sobre el impacto científico del D8, pero con el fuerte aumento en su uso, estas investigaciones están en camino.  

 ¿Qué es CBD?

Cannabidiol, también conocido como CBD, es un químico encontrado en todas las plantas de cannabis. Con respecto a los productos que vendemos, es específicamente derivado de la planta de cáñamo (un bajo porcentaje de D9 THC: debajo de 0.3% exactamente para que sea legal su consumo y distribución). No es psicoactivo y no te va a drogar. CBD actúa sobre todos los receptores de nuestro sistema endocannabinoide, siendo esta la razón por la cual lo conocemos como el canabinoide estrella y del que potencialmente nuestro cuerpo recibirá el mayor beneficio.

Se han realizado múltiples investigaciones sobre el CBD y sus potenciales beneficios/efectos, los cuales abarcan la ansiedad y el estrés, tratamientos para el manejo del dolor, desórdenes neurológicos, regulaciones en el ciclo del sueño, salud cardiovascular, acné, síntomas relacionados con el cáncer, entre otros beneficios. ¿Cómo puede ayudar con tantos problemas? El CBD es utilizado por todos los componentes de tu sistema endocannabinoide, que no se te olvide. No podemos y no afirmamos que recibirá alguna cura, tratamiento o beneficio del CBD. Lo alentamos a que haga su propia investigación sobre estudios científicos y saque sus propias conclusiones. 

 ¿Cómo se crean los productos de Delta-8?            

Los productos de D8 encontrados en nuestras tiendas son derivados de la planta de cáñamo, más o menos… D8 se encuentra en pequeñas concentraciones dentro de esta planta, por lo que es pasado por un proceso que nos permite obtener una cantidad suficiente para crear el producto. Este proceso se conoce como isomerización, donde D8 es aislado o sacado directo del CBD. ¿Cómo es posible hacer un diferente canabinoide de CBD? Pues, todos los canabinoides son similares en su estructura molecular, por lo que solo toma par de pasos en un laboratorio para convertir CBD en D8.

Si este proceso te suena similar a un experimento de Frankenstein, te cuento que las vitaminas que te tomas diariamente (porque te tomas tus vitaminas todos los días como deberías, ¿cierto?) son creadas a través de un proceso muy similar, especialmente la vitamina D. D8 es un canabinoide seguro, ya sea que se tome de un producto que pasó por isomerización o se consuma directamente de la flor de cáñamo (aunque solo contendrá pequeñas cantidades).

Una vez que el proceso de formulación se completa, los fabricantes pasan a producir sus productos al igual que cualquier otro producto a base de canabinoides. D8 es encontrado en comestibles como gummies y chocolates, pastillas, y tinturas. También es muy popular para fumar y vapear.   

¿Cómo son creados los productos de CBD? 

CBD es procesado de la flor de cáñamo cruda y transformado a una tintura, con una de las tres maneras disponibles: extracción de etanol, extracción de CO2, o extracción de lípidos. Luego, el aceite se puede mantener en su forma cruda, ser procesado a su espectro completo (todos los canabinoides presentes, <0.3% de D9 THC), amplio espectro (contiene la mayoría de los canabinoides, sin THC), o en su forma aislada (únicamente CBD).   

Una vez que el fabricante obtiene la forma de CBD deseada para un producto en específico, se inicia el proceso de formulación. Los productos más comunes de CBD son las tinturas, o los aceites sublinguales. Seguidos por las aplicaciones tópicas (cremas/ungüentos) y las gummies. Cada mecanismo de entrega de CBD tiene su propósito; la manera en que el producto ha sido formulado, es lo que determina como nuestro cuerpo lo recibe y utiliza. Puede que sientas una diferencia después de par de minutos con ciertos productos – como las cremas o ungüentos que ayudan con el dolor – como también puede que con otros productos te tome alrededor de una hora o par de usos para notar un beneficio – como las tinturas que requieren de consistencia y uso diario.   

¿Porque deberías tomarlos?            

Nosotros preferimos preguntar, ¿Por qué no deberías tomarlo? Ya que para eso tenemos una respuesta más corta: deberías. Estos suplementos que son encontrados naturalmente en nuestro mundo, y están destinados a ser procesados por nuestro cuerpo. ¡Tenemos un sistema completo estructurado en nuestro cuerpo para usar canabinoides! Es de locos pensar que no estamos supuestos a consumir CBD, D8, o cualquier otro canabinoide. Dejemos atrás este lavado de cerebro que nos han inculcado desde un principio con relación a los canabinoides.            

Aquí les va, nuestro cuerpo necesita ayuda para lidiar con el estrés. Ya sea estrés mental, estrés corporal debido al dolor, estrés por falta de sueño – y tu sistema endocannabinoide necesita ayuda a través del uso de canabinoides. Entonces, ¿por qué no matar alimentar dos pájaros con un tiro una planta? Cuando nuestros cuerpos no producen la dosis necesaria diaria de algún suplemento, tenemos que llenar los vacíos con suplementación externa. Si tu doctor dice que tienes déficits de hierro, la solución para eso es tomar suplementos de hierro, ¿cierto? Nuestros cuerpos tienen pocos canabinoides, por lo que necesitamos alimentar el sistema designado para prosperar a partir de ellos, con suplementos como el CBD, para poder vivir en homeostasis.            

¿Necesitas más razones? Excelente. A medida que envejecemos (odio decirlo, pero es inevitable) y nuestras exigencias en la vida aumentan, se vuelve un poco más difícil dormir y recuperarse. ¿Tengo razón o tengo razón? Y no estoy hablando únicamente de la recuperación post ejercicio, sino también de recuperarnos después de un largo día de trabajo, o un largo día de hacer mandados con los niños, recuperarnos después de un fin de semana de fiesta, o tan solo recuperarnos de cada pequeña molestia que se acumula. Todo lo mencionado y más, pone a nuestro cuerpo bajo un aumento increíble de estrés, no es sorpresa que no podamos dormir en la noche. CBD y D8 pueden ayudar a nuestro cuerpo a regresar a un ciclo de sueno equilibrado y promover la recuperación para volver a un estado natura relajado en nuestro día a día. Recuerda, nuestros cuerpos trabajan a través del sistema endocannabinoide. Estos productos aportan lo que necesitamos, nuestro cuerpo lo absorbe y se equilibra.  

 Pero, ¿Por qué tomar CBD y D8?            

Gracias a las investigaciones realizadas en CBD, conocemos la importancia del “efecto séquito”, que es cuando todos los canabinoides y terpenos trabajan juntos para obtener los máximos beneficios potenciales. Tu sistema endocannabinoide está compuesto por múltiples endocannabinoides (esos neurotransmisores que se unen a los receptores en nuestro sistema nervioso). Por ende, debemos alimentar estos endocannabinoides con distintos tipos de canabinoides para lograr obtener una rutina completa de suplementos. Cada canabinoide y terpeno encontrado en la planta y aceite ofrece diferentes usos. Siendo esta la razón por la cual creemos que los productos de espectro completo y sus capas (¿de qué capas estoy hablando?) son el camino a seguir.  

¿Capas? Capas. Elaboremos un poco estas capas. Digamos que tienes estrés (que sí, eso está bastante dado en este momento) necesitas herramientas de mantenimiento diarias y un impulso ocasional, ¿Verdad? Entonces, tomas las tinturas de CBD (te recomiendo esta, es genial) o puedes tratar también las gummies (estas son mis favoritas) para tomar diariamente, o talvez quieres sumergirte en una tina tibia y no sabes cómo incluir CBD, trata esta bomba de baño con CBD y otros increíbles ingredientes para aliviar el estrés como lavanda y sal del mar muerto. Luego, cuando realmente quieras relajarte, te recomiendo las gummies Hello Mellow, toma un poco de D8 para encontrar tu zen y encuentra la oportunidad de enfocarte solo en el ahora, en paz. Y ahí lo tienes, ¡usaste un rango completo de canabinoides en una rutina sencilla sin necesidad de pensarlo dos veces!

Como cualquier otro suplemento, consulta con tu profesional de la salud antes de utilizar CBD y/o D8. Si estas embarazada o lactando, por favor no use estos suplementos.   

 ¿Cómo utilizo D8?            

Empieza despacio, especialmente si eres nuevo al mundo de THC. Escoge un gummy (o tintura) que sea bajo en mg de THC, y córtala en par de pedazos pequeños y procede a comerte uno de los pedazos. Espera alrededor de 45-90 minutos. Si no sientes ningún efecto, ingiere otro. ¡Asegúrate de tomar mucha agua, y aliméntate! Puede que te den antojos después de ingerir D8, pero me refiero a que te alimentes antes/durante la ingesta de D8 ya que eso puede mejorar el proceso de absorción por parte de tu cuerpo. Si te sientes relajado/a, concentrado/a, o un poco “high”, has encontrado tu dosis. Si todavía sigues sin sentir algún efecto, sigue tomando pequeñas dosis, asegúrate de esperar 45-90 minutos después de cada pedazo que ingieras.            

Okay, estás listo para probar D8, pero todavía te estas preguntando: ¿Cómo es D8 legal? Pues, contiene menos de 0.3% D9 THC y es proveniente del cáñamo. Esas dos estipulaciones lo hacen 100% legal a nivel federal. ¡Gracias, Ley Agrícola 2018!

Puedes comprar productos de la mejor calidad de D8 AQUÍ

 

COMPRAR CBD    COPRAR DELTA-8

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Please note, comments must be approved before they are published

×